Derecho Laboral

¿Vas a despedir a alguien? Estrategias de desvinculación laboral

Dr. Martín Cuéllar

Los empleadores contratan personal según las necesidades de su negocio o empresa y, lógicamente el contratado se alegra de empezar una nueva relación laboral. Pero, ¿Qué sucede? Cuando el empleador desea unilateralmente extinguir la relación laboral con su trabajador.

Esto se llama Desvinculación Laboral y todo empleador debe tomar conciencia de las estrategias legales para hacerlo.

Si tu decisión de extinguir la relación laboral es puramente emocional te expones como empleador a ser enjuiciado y corres el riesgo legal de indemnizar o reponer a tu trabajador por mandato de un Juez.

Estos criterios judiciales van cambiando en el tiempo según las interpretaciones jurídicas que realiza el Tribunal Constitucional que a través de sus fallos nutre la Jurisprudencia Constitucional en materia laboral, constituyéndose en la principal fuente del derecho laboral.

El error que cometen muchas personas es subestimar el nivel de análisis jurídico que exige esta área especializada del Derecho. Hay la creencia de que todo abogado está preparado para defender los derechos laborales y eso en la práctica no se evidencia por la falta de capacitación de los colegas en Derecho Procesal Laboral.

También observamos que en la práctica muchos contadores asesoran en materia laboral a sus clientes que son personas naturales con negocio o empresarios, pero no toman en cuenta la jurisprudencia laboral, generando en el tiempo contingencias laborales a sus clientes.

Recomendamos, antes de tomar la decisión de desvincularse laboralmente de un personal, tomar conciencia de que tipo de trabajador pretendemos desvincularnos, ya que la legislación laboral define los alcances de un trabajador de dirección, trabajador de confianza, entre otros.

Por ejemplo, usted sabía que no hay normas legales que regulen el despido de trabajadores de dirección y confianza, pero si hay criterios jurisprudenciales que los abogados empresariales citamos en nuestros escritos y oralizamos en las audiencias.

Tengamos en cuenta que lo que se debe calificar es la naturaleza jurídica del puesto de trabajo y no al trabajador. De lo contrario podemos tomar decisiones apresuradas que podría complicar la situación legal.

Es fácil tomar la decisión de despedir a alguien, hasta se puede delegar ese mensaje, pero lo que todo empleador debe poner antes en la balanza es el riesgo de incertidumbre en el Poder Judicial a favor de su trabajador. Por eso es conveniente usar los beneficios de la negociación.

Hay empleadores que después de terminado el juicio laboral se dan cuenta que su despido fue nulo o fraudulento, y tienen que asumir las responsabilidades por no haber hecho una correcta desvinculación laboral, con estrategia legal, con el asesoramiento oportuno del abogado empresarial.

En nuestra opinión, el despido no es una obligación, es una facultad en estricto del empleador. Asimismo, recomendamos la opinión del área de recursos humanos antes de desvincular a alguien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *